El revestimiento de resina epoxi disipativo se aplica sobre pavimentos epoxi conductivos existentes que requieran una renovación de la superficie epoxi y asegurar la función disipativa del pavimento y eliminar la electricidad estática para manipulación de componentes electrónicos o explosivos.

El pavimento epoxi disipativo tiene un espesor aproximado de 300 micras. La resina epoxi disipativa se aplica en salas de almacenaje de material explosivo, en pavimentos de industria química, zonas de producción de electrónica, renovación pavimentos conductivos para quirófanos etc.