El autonivelante de resina epoxi conductivo es un pavimento desarrollado para su instalación en salas y naves que precisen eliminar la electricidad estática para manipulación de componentes electrónicos o explosivos.

El pavimento de resina epoxi conductivo tiene un espesor aproximado de 1,5 mm se confecciona usando resinas epoxi de 2 componentes y cargas de partículas conductora de la electricidad. Instalando una malla de cintas de cobre conectado a tierra conseguimos la disipación de las cargas electroestáticas derivadas en el pavimento.

La resina epoxi conductiva se aplica en salas de almacenaje de material explosivo , en pavimentos de industria química, zonas de producción de electrónica, pavimentos conductivos para quirófanos etc.